Videojuegos

Aprender música a raíz de Guitar Hero

Ya son cinco las ediciones que Guitar Hero tiene a sus espaldas. No hay duda de que su nombre irrumpió en la escena de los videojuegos como un soplo de aire fresco. Mediante un dispositivo en forma de guitarra de eléctrica –las cuerdas eran sustituidas por una serie de botones que equivalían a cada uno de los presuntos sonidos-, se podía realizar una simulación; el jugador hacía su propia música como si fuera un profesional de la guitarra con algo tan fácil como pulsar botones y seguir las indicaciones de la pantalla.

Lo cierto es que, además, Guitar Hero siempre ha sido un juego muy entretenido y apto para todo tipo de edades y de perfiles. Suponía un paso más en el mundo de los videojuegos, pues los mandos tradicionales no hacían falta y eran reemplazados por un instrumento de juego bastante más atractivo.

Pero muchas otras virtudes son las de Guitar Hero. Y es que cantidad de adolescentes y jóvenes, gracias al listado de canciones a interpretar que esta franquicia de videojuegos musicales propone edición tras edición, se han adentrado en un mundo nuevo. Guitar Hero es una forma de culturizar y de educar en la buena música. Es un método entretenido y agradable para conocer los clásicos de la Historia de géneros como el rock, el pop, el grunge, el punk rock, el heavy-metal o el thrash-metal.

Puede ser que de otra manera que no fuera con Guitar Hero los jóvenes jamás se hubieran iniciado en grupos como Deep Purple, Black Sabbath, The Rolling Stones, Thin Lizzy, Kansas, ZZ Top o The Who. Incluso mediante Spotify, aplicación especializada en música, los jóvenes ahora pueden disfrutar de todas las canciones con las que han jugado en Guitar Hero. Y es que no hay duda de que este videojuego es muy recomendable para los jóvenes, ya que los inicia en la escucha de buena música y, en algunos casos, les abre el gusanillo de pasar de los botones a las cuerdas y hace que aprendan a tocar la guitarra.