Videojuegos

El regreso de los videojuegos musicales

En la segunda mitad del siglo XXI la venta de videojuegos musicales  que te permitían cantar y tocar el instrumento a la vez se disparó, y en la cúspide de esta pirámide se encontraban los juegos de Guitar Hero y Rock Band. Tuvieron tanto éxito que incluso algunos años se hicieron dos entregas del mismo juego, como por ejemplo The Beatles o Aerosmith. Tanta explotación alrededor de la misma temática, hizo que se paralizara un poco el mercado, de hecho las últimas entregas de estos dos videojuegos, hasta ahora, fueron en 2010.

Cinco años han pasado desde entonces, y en 2015 salieron a la venta los nuevos Rock Band 4 y Guitar Hero Live con múltiples novedades. En este sentido, Guitar Hero Live», desarrollado por FreeStyle Games para Activision, ofrece más novedades que su competido, las imagines reales sustituyen a las 3D y los videos son de conciertos reales, con personas reales, lo que te permite tener una percepción más real del ambiente a la hora de tocar.

Por otro lado, el Rock Band 4 desarrollado por Harmonix, apuesta por la continuidad para acercarse a un público más general. Tiene una banda formada por   por micrófono, guitarra, bajo y batería, cada uno con su adaptación a su manera de tocar y además, a diferencia del Guitar Hero Live, podemos utilizar instrumentos de ediciones anteriores. Por tanto, el ahorro de consumo es mayor que con el Guitar Hero Live.

La esperanza tanto de Activision como de Harmonix es que la fórmula vuelva a funcionar y se conviertan en los videojuegos más vendidos. Que vuelva el boom revolucionario de los videojuegos musicales con estas dos sagas, después de cinco años de ausencia, pretenden captar nuevos usuarios y que cada vez sean más los que se sumen al fenómeno del rock.