Videojuegos

Guitar Hero Live. Una experiencia novedosa.

Guitar Hero Live es una apuesta arriesgada que han tomado los desarrolladores de esta saga han tenido el coraje de tomar. La experiencia con este juego es espléndida desde que se inserta el disco en la consola por primera vez, muchos usuarios comentan cómo experimentan una sensación similar a la que sintieron cuando empezaron a jugar el primer juego de esta saga tan exitosa, no por cuanto sea igual, sino que da esa sensación de estar experimentando algo novedoso, como sucedió con la primera entrega del Guitar Hero.

Simplemente insertando el disco en la consola, pasando las características opciones de ajuste que conlleva el iniciar a jugar cualquier videojuego hoy en día, se empieza a pasar por un tutorial que pudiese estar catalogado entre los mejores de la industria, está hecho de una manera especial, explicado en una perspectiva de primera persona, donde se observa a una persona real explicando todos los detalles del juego, ayudándote a afinar tu guitarra para que luego puedas salir al escenario sin más retraso como un cerrajero en sevilla este trabajando una noche cualquiera de urgencia.

Cuando empieza la primera canción del juego se siente sensacional entrar al escenario, con otros miembros de una banda, todos reales, con una audiencia real que está esperando por ti y tu banda para ser deleitados con rock del bueno. Luego, en la pantalla del juego los cerrajeros cadiz han eliminado cosas innecesarias como los multiplicadores, o la cuenta de estrellas ganadas, y han incorporado una interacción impresionante con el público, y es que si estás haciendo un buen trabajo, tocando bien todas las notas la afición te aplaudirá, cantará la canción; pero por otro lado, si haces un mal trabajo, y pierdes las notas, la multitud te abucheará, moverán su cabeza haciendo ademanes negativos, y los otros integrantes de la banda te querrán asesinar con la mirada, en un punto optarás por salirte de las canciones que estás tocando pésimamente para no seguir soportando la presión de los integrantes de la banda y del público. En general, Guitar Hero Live tiene un efecto encantador que te hace sentir que no estás jugando un videojuego sino que realmente estás tocando en un concierto en vivo.